Saltar al contenido
Vitaminas y Minerales

Vitamina E: Información, alimentos, carencias, excesos, propiedades

Vitamina E

La vitamina E es un nutriente liposoluble presente en gran cantidad de alimentos. En el ser humano esta vitamina actúa como antioxidante, ya que protege y ayuda a las células contra los daños causados por los radicales libres. Los radicales libres son compuestos que se forman al consumir energía que el cuerpo convierte desde los alimentos. Las personas también están expuestas a los radicales libres presentes en el ambiente por otros muchos factores, como por ejemplo el humo del cigarrillo, la contaminación del aire y la radiación solar ultravioleta.

Los beneficios de la vitamina E, propiedades y usos

Uno de los principales beneficios y por los cuales es conocida como vitamina de la juventud, es que gracias a ella se reducen los síntomas de la vejez y el deterioro general. Así mismo, esta vitamina ayuda a mantener resguardadas las grasas poliinsaturadas, a la producción de células rojas en la sangre y la regulación de síntesis de prostanoides, los cuales cumplen una función importante en el proceso de reproducción. Cómo verás la vitmina e sirve para muchos propósitos.

Alimentos ricos en vitamina E

Los nutrientes y vitaminas necesarios para el cuerpo suelen alojarse en los alimentos que consumimos diariamente. Cada alimento cuenta con una composición vitamínica en cierta cantidad y medida, ya que todas estas propiedades juegan un papel importante en el organismo humano, para su desarrollo y sostenibilidad.

Los alimentos que cuentan con mayores cantidades de esta vitamina son los aceites vegetales, los cereales integrales, la yema del huevo, aguacate, papaya, leche, mantequilla, hígado, legumbres, frutos secos, semillas, verduras, pescados como el pez espada, la trucha y el arenque. Todos estos son alimentos variados que contienen esta vitamina tan importante. Debido a su función como guardador de las grasas de los alimentos, generalmente se puede encontrar en alimentos naturales ricos en grasas. Ejemplo de estos son los frutos secos, el aguacate y aceites vegetales no refinados.

Estos alimentos son fuente para una gran variedad de ricas recetas ideales para toda la familia, además de ser conseguidos con facilidad al punto de que no faltan en la nevera algunos de ellos. Pero como se puede notar, quienes más contienen esta vitamina suelen ser los alimentos de origen vegetal.

Alimentos de origen animal que contienen vitamina E

Existen alimentos de origen animal y de origen vegetal. Los primeros hacen referencia a todos esos que provienen del reino animal, bien sean carnes, vísceras, partes del cuerpo o sustancias diversas que proveen los animales, como la leche.

La vitamina E se encuentra con mayor frecuencia en los alimentos de origen vegetal, sin embargo existen algunos animales que contienen de este complemento pero en menor medida; es por ello que no se recomienda que sean ellos la fuente principal para obtener la dosis necesaria para esta vitamina.

Algunos de ellos, específicamente aquellos más ricos en vitamina E, son los pescados grasos; como por ejemplo el pescado azul: boruqerones, salmón, atún, sardinas y otros. También algunos mariscos como calamares, langostinos, gambas, etc. El huevo, específicamente la yema de este. Otros alimentos de origen animal como las carnes rojas y blancas, vísceras y lácteos realmente son muy pobres en vitamina E.

A continuación daremos una lista de los alimentos de origen animal que contienen esta vitamina con la cantidad en miligramos que tienen por cada 100 gramos:

  • Moluscos: 6 mg.
  • Caracoles: 5 mg.
  • Huevo: 4 mg.
  • Pescados grasos: 4 mg.
  • Jamón de bellota: 3,4 mg.
  • Mantequilla: 2 mg.
  • Gambas: 2 mg.
  • Caviar: 2 mg.
  • Queso cremoso o queso graso: 2 mg.
  • Hígado de pollo: 1,4 mg.
  • Carne: 1 mg.
  • Leche: 0,1 mg.

Alimentos de origen vegetal que contienen vitamina E

Los alimentos de origen vegetal son variados y extensos y en cuanto a la vitamina E, son muchos los que la contienen. Esto es porque suelen tener una mayor cantidad de grasas en comparación con alimentos de origen animal.

Los alimentos vegetales que tienen una mayor cantidad de vitamina E son los aceites vegetales de primera presión en frío y los frutos secos como semillas y también las verduras ricas en grasas. Y entre ellos el aceite de germen de trigo de 1era presión en frío es el más rico en vitamina E con 20 mg en una cucharadita de 10 gramos, con lo cual se le considera suficiente una de cucharadita diaria de este alimento para aportar la dosis requerida de esta vitamina sin producir sobredosis.

Los alimentos ricos en vitamina E y que además es posible consumirlos por su accesibilidad son:

  • Almendras: Únicamente una onza de almendras contiene 7,4 mg de vitamina E. Se recomienda comer crudas junto a cualquier alimento.
  • Semillas crudas: Las semillas de girasol, calabaza y el ajonjolí tienen una gran cantidad de vitamina E. Un cuarto de taza de estas semillas proveen de un 90.5% de la dosis diaria recomendada.
  • Acelga: Este vegetal es saludable en distintas vitaminas, pero también en vitamina E, de forma que una taza de acelga ofrece el 17% de la dosis recomendada.
  • Mostaza morena: Una taza de este alimento contiene un 14% de la dosis diaria recomendad, y además, es también altamente nutritivo y rico en otras vitaminas.
  • Espinaca: La espinaca es un alimento altamente nutritivo y una taza hervida de él ofrece suplir un 20% de la dosis diaria.
  • Hojas de nabo: En el caso de este vegetal provee del 12% de la dosis diaria de vitamina E en una taza.

Otros vegetales ricos en vitamina E son la col rizada, las avellanas, aceites de plantas, avellana, piñones, aguacate, brócoli, perejil, papaya, aceituna, nueces, jalapeños, pistachos y otros. Ideales para hacer manjares en la merienda o para creativas ensaladas en los almuerzos.

Enfermedades relacionadas con la vitamina E

La vitamina E es un complemento sumamente importante en el cuerpo humano, y los síntomas por la falta de esta, suelen ser moderados y en algunos casos pasa desapercibido el déficit; sin embargo, es importante saber que pese a esto la falta de vitamina E puede desembocar en enfermedades importantes y presentar deficiencias graves que impiden al cuerpo un funcionamiento óptimo.

Cuando la deficiencia por esta vitamina se agrava o se agudiza, puede ocasionar serios trastornos neurológicos como lo es la ataxia cerebelosa, la cual es un síndrome que actúa de forma progresiva en el cerebro humano. Pero el cerebro no es el único que puede verse afectado por la falta de vitamina E, sino que también incide en afectaciones cuyo origen puede ser intestinal, hepatobilar y pancreático. Todos estos órganos importantes del cuerpo humano. Además, unos estudios que fueron realizados hace poco, confirmaron que la deficiencia de vitamina E estaba relacionada con un síndrome metabólico, pues la falta de este complemento ayuda al desarrollo de la patología.

Estas enfermedades se pueden agravar si no se toman las medidas y cuidados necesarios, pero para poder evitar que alguna de ellas aparezca, lo mejor es incluir en nuestra dieta diaria los alimentos que contengan esta vitamina, así como otras que también son importantes para que el organismo se mantenga en buen estado.

Problemas con el exceso de vitamina E

Las vitaminas generalmente se ingieren en una dosis diaria recomendada, pues el exceso de estas puede ocasionar en las personas efectos de toxicidad relacionados con el consumo excesivo de estas sustancias. Precisamente es por esta razón que se precisa de un índice o estándar del cual los individuos sepan que no pueden pasar. En el caso de la vitamina E, es realmente poco tóxica en comparación con otras vitaminas liposolubles. Debido a sus beneficios como pro-fertilizante son muchas las personas que la ingieren superando el nivel recomendado sin evidenciar efectos negativos.

No obstantes, consumir una dosis elevada por una lapso de tiempo prolongado puede acarrear ciertas consecuencias como el hecho de que infiera con la actividad de la vitamina K. Esto es peligroso porque esta inferencia puede ocasionar problemas con la coagulación de la sangre, lo que más adelante puede desembocar en enfermedades y síntomas que se van agravando.

Es por esto que, pese a todo, se recomienda no exceder la cantidad diaria recomendad (CDR), la cual es de 30 UI (Unidades Internacionales); sin embargo, en caso de personas muy activas o deportistas, pueden consumir un mayor índice que va desde 200 a los 500 UI. De cualquier forma también es importante no dejar de consumir esta vitamina esencial para el cuerpo humano.

Problemas con el déficit de vitamina E

Una de las cosas más importantes para el buen funcionamiento del organismo, es la ingesta diaria de todas las vitaminas esenciales para el mantenimiento y desarrollo del mismo. Cuando una persona no está consumiendo la cantidad recomendada de cierta vitamina puede acarrearse problemas con su salud.

En el caso de la vitamina E, es además muy difícil averiguar que existe una deficiencia en su consumo, esto es porque los síntomas no son tan evidentes como en el déficit por otras vitaminas. Lo que quiere decir que el déficit de vitamina E puede resultar asintomática. No obstante, igual existen algunos problemas que el cuerpo humano puede llegar a sufrir por la falta de esta vitamina. Algunos de ellos que podrían ser más evidentes son la debilidad muscular, destrucción de las membranas celulares en mayor medida, una disposición anormal en la masa de los músculos y ruptura de las células rojas de la sangre.

Si estos síntomas persisten y no se le dan el cuidado necesario, podría llevar a la persona a sufrir una enfermedad o agravar algunos de estos problemas. Para evitarlo, se recomienda tomarla cantidad diaria recomendada de vitamina E.

Cantidad diaria recomendada de Vitamina E (CDR)

La cantidad diaria recomendada de vitamina E es igual tanto para hombres como para mujeres en edad adulta. La cantidad diaria recomendada para hombres de vitamina E es de 15 miligramos día, y como hemos dicho para las mujeres es igual, ya que la cantidad diaria recomendada para mujeres de vitamina e es de 15 miligramos al día.

Vitaminas y Minerales Puntuado con 5 / 5 basado en 2 reseñas.