Saltar al contenido
Vitaminas y Minerales

Zinc: Información, alimentos, carencias, excesos, problemas

Zinc

El zinc es un mineral traza esencial que desempeña un papel en más de cien reacciones enzimáticas en el cuerpo, por lo que es tan importante consumir alimentos con alto contenido de zinc. Se necesita en pequeñas cantidades todos los días para mantener su salud y realizar funciones importantes. Los beneficios del zinc provienen de su presencia en todos los tejidos del cuerpo: se necesita para una división celular saludable y actúa como un antioxidante, lucha contra el daño de los radicales libres y ralentiza el proceso de envejecimiento. El zinc es un antioxidante efectivo.

¿Para que sirve el Zinc?

Propiedades del zincAyuda a combatir el estrés oxidativo y disminuye las posibilidades de desarrollar una serie de enfermedades graves, incluido el cáncer. El cuerpo necesita de él para activar las células T, que son fundamentales para la función inmune adecuada, y es por eso que las personas que son deficientes en zinc tienden a ser más susceptibles a una variedad de enfermedades. El papel que juega el zinc en la replicación del ADN también ayuda al sistema inmunológico a crear nuevas células cuando se necesitan.

Además el Zinc es necesario para el crecimiento de las uñas y la piel, agudiza la vista y el oído, evita el agrandamiento de la próstata (en los hombres) y además es un componte muy preciado por los deportistas, ya que la masa muscular contiene al rededor de un 60% de zinc.

El zinc ayuda a descansar

Cuando dormimos el zinc está actuando de manera silenciosa. Al levantarnos nos levantaremos con una sensación placentera de haber descansado bien, pero esto sólo ocurre si los niveles de zinc en nuestro cuerpo son los adecuados. Es por ello que este oligoelemento es tan preciado para los deportista, y no sólo por ellos, también para el resto de los mortales, que no siendo deportistas, desean descansar bien. Además teniendo un descanso óptimo durante la noche, es durante el día tendremos mejor humor así que podemos decir que el Zinc tiene un impacto positivo en nuestra salud mental y felicidad, y que además que influye sobre la función cognitiva, estado de ánimo, enfoque y claridad mental

Zinc para aumentar la Testosterona

El zinc es un mineral que ayuda a regular nuestro metabolismo, el zinc puede:

  • Reducir la actividad de los receptores de estrógeno
  • Mejora el funcionamiento de la tiroides
  • Aumentar los niveles de la hormona es Dihidrotestosterona y la testosterona libre
  • Reducir la capacidad de unión de la testosterona

Sensibilidad a la insulina

El zinc también se encuentra implicado en mejorar el comportamiento de la insulina, ya que incrementa la sensibilidad a la insulina de los tejidos. Al ser liberada la insulina desde el páncreas, ayudando a regular los niveles de glucosa, el zinc puede unirse a la insulina, ajustando las cantidades necesarias y ayudando así a una correcta distribución de energía en forma de glucosa. Por otro lado, gracias al Zinc las células disminuyen su inflamación y así éstas células se convierten en excelentes receptoras de glucosa.

Apoyo al sistema inmunológico

Otro de los importantes beneficios del zinc, es el fortalecimiento del sistema inmunológico. Si nuestro cuerpo está bajo con respecto a niveles de Zinc normales, somos más propensos a sufrir enfermedades e infecciones tanto virales como bacterianas ya que el zinc influye directamente en la creación de los glóbulos blancos, que ya sabemos que son las células que genera nuestro organismo para mantener a raya todas y cada una de las posibles agresiones externas.

Alimentos ricos en Zinc

Si tiene una deficiencia de zinc, los alimentos de origen animal son mejores fuentes de zinc que los alimentos de origen vegetal. Los alimentos ricos en zinc incluyen ostras, carne de res, cordero, germen de trigo tostado, espinacas, semillas de calabaza, semillas de calabaza, nueces, chocolate negro, cerdo, pollo, frijoles y champiñones. El valor diario actual para Zinc es de 15 mg.

Alimentos de origen animal ricos en Zinc

El zinc beneficia la integridad de la piel y ayuda a tratar infecciones. Las personas que tienen heridas que cicatrizan activamente tienden a tener niveles bajos de zinc y, por lo tanto, pueden necesitar suplementos. Si tiene algún tipo de quemazón, corte o lesión, considere aumentar la ingesta de alimentos con alto contenido de zinc para promover la cicatrización.

Entre los alimentos que contienen zinc, podemos encontrar el cordero, que tiene un 45% de zinc, es una fuente rica de muchas vitaminas minerales. Además del zinc, el cordero contiene vitamina B12, riboflavina, selenio, niacina, fósforo y hierro.

La carne de res alimentada con pasto un 30%, la nutrición de carne de vaca alimentada con pasto incluye ácidos grasos omega-3 y ácido linoleico conjugado, un poderoso ácido graso poliinsaturado que ha demostrado ayudar a combatir el cáncer, reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, mejorar el azúcar en la sangre, desalentar el aumento de peso y desarrollar músculo.

Por otra parte, otro alimento que contiene zinc es el yogur con su 10% es un producto lácteo cultivado que sirve como alimento probióticos. Tanto el kéfir como el yogurt probiótico ayudan a la digestión saludable, estimulan el sistema inmunológico, promueven la salud cardiovascular y regulan el estado de ánimo.

El pollo también es un alimento rico en zinc, ya que con 7% de zinc también es una buena fuente de vitaminas B, que incluyen vitamina B12, niacina, vitamina B6 y ácido pantoténico. La vitamina B12 en el pollo ayuda a mantener los niveles de energía, aumentar el estado de ánimo, mantener la salud del corazón y aumentar la salud de la piel.

Alimentos de origen vegetal ricos en Zinc

El zinc es necesario para mantener la salud de las células dentro del sistema cardiovascular, al tiempo que reduce la inflamación y el estrés oxidativo. La delgada capa de células que recubren los vasos sanguíneos, llamada endotelio, se basa parcialmente en niveles adecuados de zinc. El zinc también se usa para apoyar la circulación saludable, reducir la presión arterial alta y regular los niveles de colesterol.

Las semillas de calabaza y el aceite de semilla de calabaza son capaces de reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas. Las semillas de calabaza también son buenas para la salud de la próstata, y promueven su salud mental. Asimismo, los garbanzos, como todas las legumbres, son una forma de carbohidratos complejos que el cuerpo puede digerir lentamente y usar para obtener energía.

Los garbanzos aumentan la saciedad y ayudan a perder peso, también mejoran la digestión moviendo rápidamente los alimentos a través del tracto digestivo. El cacao en polvo es una buena fuente de dos flavonoides, epicatequina y catequina, que funcionan como antioxidantes que ayudan a prevenir la inflamación y la enfermedad. Debido a la presencia de flavonoides en el cacao en polvo, ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y también a disminuir la presión arterial.

También los beneficios comprobados de nutrición de hongos incluyen la capacidad de aumentar la inmunidad debido a sus actividades antioxidantes, reducir la inflamación, combatir el cáncer, proteger el corazón y mejorar la función cerebral. La espinaca es uno de los alimentos más ricos en nutrientes que existen. Contiene carotenoides protectores especiales que se han relacionado con la disminución del riesgo de muchas enfermedades, incluidas las cardiopatías, la obesidad, la diabetes, las enfermedades neurodegenerativas e incluso el cáncer.

Enfermedades relacionadas con Zinc

El papel dominante del zinc en la función metabólica del cuerpo es el resultado de su función como cofactor de una multitud de enzimas. El zinc se encuentra en todos los tejidos del cuerpo, y dado que las metaloenzimas de zinc se encuentran en todas las clases conocidas de enzimas, el metal tiene una función en todos los tipos concebibles de vías bioquímicas. Los síntomas que resultan de la deficiencia de zinc son tan diversos como las enzimas con las que está asociado el metal.

Si la deficiencia de zinc crónica, grave y no tratada puede ser fatal. Los síntomas menos drásticos incluyen infecciones, hipogonadismo, pérdida de peso, trastornos emocionales, dermatitis, alopecia, deterioro de la agudeza del gusto, ceguera nocturna, falta de apetito, retraso en la cicatrización de heridas y niveles elevados de amoníaco en la sangre.

Muchos síntomas de deficiencia de zinc son consecuencia de un consumo deficiente de la dieta, pero a menudo los síntomas más graves se deben a otros factores, como el consumo excesivo de alcohol, enfermedades hepáticas, síndromes de malabsorción, enfermedad renal, alimentación enteral o parenteral, administración de fármacos que contienen sulfhidrilo y anemia drepanocítica.

Los síntomas más severos de deficiencia de zinc ocurren en niños pequeños afectados con el rasgo autosómico recesivo, acrodermatitis enteropática. Esta enfermedad produce una disminución de la síntesis de ácido picolínico que causa una capacidad alterada para utilizar zinc de los alimentos comunes. Debido a que los análisis simples de laboratorio a menudo no son confiables para determinar la nutrición del zinc de un paciente, los síntomas causados ​​por la sospecha de deficiencia de zinc se verifican mejor con la administración oral de dipicolinato de zinc. Este compuesto de zinc es eficaz y seguro y proporcionaría un medio preciso para identificar los síntomas que resultan de la deficiencia de zinc.

Problemas con el exceso de Zinc

El zinc es importante para una buena salud. Ayuda a mantener la función inmune, ayuda a las células a dividirse y repararse, y ayuda a metabolizar los carbohidratos para que su cuerpo los use como energía. También necesita zinc para su sentido del gusto y el olfato. Si obtienes demasiado zinc, podría provocar una afección llamada toxicidad de zinc.

La ingesta diaria de zinc recomendada para adultos es de entre 9 y 11 mg. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, la toxicidad del zinc comienza entre 35 y 40 mg al día. Los trastornos gastrointestinales suelen ser los efectos secundarios más comunes de la toxicidad del zinc. Malestar estomacal, vómitos y diarrea son los más comunes. Estos efectos, especialmente las náuseas y los vómitos, pueden comenzar tan pronto como media hora después de ingerir grandes cantidades de zinc. Las altas dosis de zinc también se han asociado con una disminución en la producción de orina, que es la principal causa de hospitalización asociada con la toxicidad del zinc.

El exceso de zinc puede provocar intoxicación por metales pesados. Aparte de los vómitos y las náuseas, esto puede provocar doziness, un sabor metálico en la boca, presión arterial baja, convulsiones, dificultad para respirar e incluso shock. El tratamiento de emergencia para la intoxicación por metales pesados ​​con zinc involucra líquidos como agua o leche para eliminar el cuerpo, medicamentos que contrarrestan los efectos del zinc y, a veces, la eliminación del contenido del estómago.

Problemas con el déficit de Zinc

Actualmente se sabe que la deficiencia de zinc es un importante problema de desnutrición en todo el mundo, y la ingesta inadecuada de alimentos con alto contenido de zinc es una de las principales causas. En comparación con los adultos, los bebés, niños, adolescentes, mujeres embarazadas y lactantes corren más riesgo de sufrir una deficiencia de zinc. Estos grupos tienen mayores requisitos para el zinc, por lo que es importante que consuman suficientes alimentos con alto contenido de zinc todos los días o, en el caso de los bebés, que los consuman con leche materna. Otros grupos de personas con mayor riesgo de deficiencia de zinc incluyen vegetarianos y veganos, atletas de resistencia, alcohólicos, personas con enfermedades gastrointestinales, aquellos que consumen en exceso suplementos de hierro y personas que toman diuréticos. La buena noticia es que si la gente consume suficientes alimentos con alto contenido de zinc, como los 10 enumerados a continuación, pueden evitar niveles inadecuados de zinc.

Cantidad diaria recomendada de Zinc (CDR)

La cantidad diaria recomendada oscila entre el 10 – 12 mg al día, y la dosis máxima para la población general ronda los 40 mg por día.

Vitaminas y Minerales Puntuado con 5 / 5 basado en 2 reseñas.