Saltar al contenido
Vitaminas y Minerales

Magnesio: Información, alimentos, carencias, excesos, problemas

Magnesio

El Magnesio es quizás uno de los macrominerales menos conocidos, pero que sin lugar a dudas, es tan importante como los demás. Se trata de un metal que compone el 2% de la corteza terrestre, y que se halla también de manera abundante en el mar. Es imprescindible para toda la vida, dada su constitución, y es por ello que a todos nos conviene estar al tanto de lo más que podamos relacionado con él.

Así las cosas, hagamos un recorrido que nos permita conocer cómo encontrarlo, y cuáles consecuencias nos puede traer si lo usamos incorrectamente.

Alimentos ricos en magnesio

Considerando el fundamental papel que tiene la alimentación en nuestro día a día, resulta lógico comenzar a informarnos sobre el magnesio a partir de qué alimentos lo contienen en gran medida, de manera que podamos trazar una determinada dieta con base en esos datos. Y es que, además de ello, comer es una actividad que en muchas ocasiones puede resultar divertida, por lo que la absorción de este preciado metal no sería siquiera de lejos una labor, sino algo muy interesante.

Como bien podemos observar, la lista no es breve, así que contamos con un grado de variedad más que solo satisfactorio. De ese modo, podemos empezar a delinear que nuestros platos podrían contener esos alimentos, si bien estos no son los más comunes que hay. De cualquier forma, la administración será la que determine el resultado final.

Alimentos de origen animal que contienen magnesio

Al igual que nos conviene poseen una idea general acerca de qué alimentos poseen magnesio en su estructura, también nos sirve contar con una más específica, una que se reduzca a una parte muy importante de la alimentación: la que incluye los productos que son de origen animal. Es relevante, pues, no solo porque es un apartado que nadie suele descuidar, sino también porque se trata de alimentos que afectan mucho la salud de las personas.

Por todo lo anterior, se vuelve menester que demos un vistazo a esos alimentos de origen animal, tomando en cuenta cuáles de ellos resultan ricos en magnesio. Para ello, valgámonos de lista mostrada a continuación:

  • Moluscos
  • Leche
  • Huevos
  • Productos lácteos
  • Pescado
  • Carne roja

Sin lugar a dudas, la lista resulta bastante breve. No obstante ese hecho, es evidente que aglomera los alimentos de origen animal que más conocemos todos, de modo que, lejos de ser subestimada, debe ser vista como una enumeración muy concreta que nos permite ver cuáles nos convendrán más al momento de escoger los platos que prepararemos.

Además de ello, tener esta información ayuda también a expandir el repertorio nutritivo en muchos casos, y es razón para ser creativos al cocinar.

Alimentos de origen vegetal que contienen magnesio

Así como debemos estar al tanto de cuáles alimentos de origen animal son ricos en magnesio, nos conviene saber también cuáles de origen vegetal lo tienen en abundancia. ¿Por qué es así? Pues bien, porque los mismos son tan imprescindibles como los anteriores. Ya sea que estén como aperitivo, ya sea que sean el elemento central, muchos platos serían imposibles de preparar si no fuera por la presencia de los vegetales. Es algo innegable, pues, y no deben ser ignorados.

De ese modo es como debemos detenernos en conocerlos, y la lisa mostrada a continuación nos servirá para hacerlo:

  • Harina de semillas de algodón
  • Semillas de calabaza
  • Semillas de cáñamo
  • Harina de sésamo parcialmente desgrasada
  • Almendras con piel
  • Pipas de girasol secadas
  • Avellanas
  • Cacahuates
  • Piñones
  • Pistachos
  • Semillas del fruto del árbol del pan
  • Semillas de ginkgo
  • Nueces americanas
  • Nueces de Macadamia
  • Pecanas
  • Coco
  • Castañas chinas
  • Castañas europeas
  • Bellotas
  • Ciruelas pasas
  • Pasas
  • Almendras sin piel

Sin demasiada complejidad somos capaces de concluir que los alimentos de origen vegetal tienen una mayor presencia de magnesio, lo que para muchos podría ser razón más que suficiente como para sobreponerlos a los de origen animal. Pero lo recomendable es equilibrar ambos para obtener una mejor alimentación.

Enfermedades relacionadas con el magnesio

Pese a todo lo bueno que se podría decir acerca del magnesio, resulta que hay también un lado negativo que, por obvias razones, nos conviene conocer a fin de estar al tanto de cómo evitar que nos afecte de alguna manera. Este hecho no contradice en sí los beneficios que ese metal nos brinda, de modo que no implica que debamos descuidarlo. Antes bien, se trata solo de un conocimiento preventivo que nos puede ahorrar muchas molestias a futuro.

De ese modo, démosle un vistazo a la lista siguiente, la cual enumera de una forma muy concreta y muy precisa cuáles enfermedades se hallan relacionadas con el magnesio:

  • Ataques cardíacos
  • Diabetes
  • Problemas cerebrovasculares
  • Envejecimiento de las células corporales

La lista, sin lugar a dudas, es bastante breve. Sin embargo, no por ello se debe descuidar las enfermedades de las que hace mención, porque, de hecho, son de las más peligrosas que hay. La diabetes, por ejemplo, se cobra la vida de muchas personas año tras año, y en muchas ocasiones ni siquiera tuvieron la oportunidad de saber que el magnesio podría haber influenciado en ello. Por fortuna, nosotros tenemos la oportunidad de estar al tanto, así que nos conviene aprovecharlo.

Problemas con el exceso de magnesio

En la misma línea de prevenir el lado negativo del magnesio, conviene que nos detengamos un momento en todas las consecuencias que surgen del hecho de excedernos al momento de buscar añadirlo a nuestro cuerpo. Por mucho que parezca imposible, no resulta de ese modo. Y es que todo en exceso hace daño, como es bien sabido, de manera que ni aun algo tan beneficioso como el magnesio podría estar a salvo de esa ley.

Dado todo lo anterior, se vuelve necesario informarnos sobre los problemas que surgen del consumo excesivo de magnesio. Para ello, pues, veamos la lista mostrada a continuación:

  • Hipermagnesemia
  • Aumenta de frecuencia urinaria
  • Diarrea
  • Náuseas frecuentes
  • Fallas renales
  • Dolores en el pecho
  • Dolores en los riñones

Fácilmente se puede observar que la mayoría de las enfermedades enumeradas responde al grupo de las más comunes. Sin embargo, aun dado su carácter de usuales, no deben ser subestimadas, porque afectan partes muy sensibles y muy vulnerables del cuerpo humano. Por lo tanto, debemos tomar esta información, y usarla de la manera adecuada, en pro de obtener una vida más saludable.

De la misma forma, la prevención nos ahorrará a largo plazo gastos y también molestias de todo tipo.

Problemas con el déficit de magnesio

Si conocer cuáles consecuencias nos trae el consumo excesivo de magnesio, saber cuáles nos acarrea el consumo deficiente es aún más necesario, porque se vuelve más probable que descuidemos la tarea de ingerir el metal antes que sobrepasarnos al hacerlo. Prueba de ello es que, por lo general, nos enfermamos más por ciertos elementos que se encuentran casi ausentes en nuestro cuerpo, y no por los que exceden la medida recomendada.

Comprendido todo lo anterior, pasemos, pues, a darle un vistazo a la lista de esas consecuencias:

  • Hipertensión arterial
  • Vómito
  • Espasmos en los párpados, el estómago, el intestino o el esófago
  • Hormigueo alrededor de la boca
  • Fotofobia
  • Cansancio por la mañana al despertar,
  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Dificultad para respirar profundamente
  • Estreñimiento
  • Calambres menstruales
  • Dificultad para tragar
  • Molestias musculares
  • Taquicardias
  • Espasmos coronarios
  • Hipersensibilidad al ruido

No obstante las apariencias, lo cierto es que esta lista refleja muchos problemas que tienden a ser comunes y que, por eso mismo, muchas veces descuidamos y consideramos habituales aunque la realidad es otra. Así, se nos vuelve obligatorio, ya teniendo esta información, que seamos más atentos a ellos, en pro de que un más alto nivel de consciencia nos garantice una mejor vida.

Cantidad diaria recomendada de Magnesio (CDR)

La cantidad diaria recomendada de Magnesio varía según la edad y el sexo de las personas. La cantidad mínima para adolescentes es de 350 miligramos. Si la edad del sujeto aumenta entonces la cantidad diaria recomendada pasa a ser de 420 miligramos.

Vitaminas y Minerales Puntuado con 5 / 5 basado en 2 reseñas.